Puede una Red Mesh (Malla) Solucionar mis problemas WiFi?

¿Cuando te sientas en el sofá, la Wi-Fi de tu portátil se va? ¿O cuando estás en el baño tu teléfono se niega a conectarse? Desde Google hasta Netgear, todo el mundo está desplegando costosos kits de “redes de malla” que prometen reparar las zonas muertas Wi-Fi. Pero sólo algunas personas pueden pagar los 200-350€ que cuesta uno de estos sistemas de alta gama, aunque existen dispositivos Mesh mas económicos, en este articulo te explicaremos su funcionamiento para que puedas elegir que dispositivo de WiFi con redes malla comprar.

Cómo funcionan las redes de malla Wi-Fi

Como tecnología, las redes de malla han existido durante mucho tiempo, y son utilizadas principalmente por el ejército, los hospitales y para aplicaciones comerciales a gran escala. Las redes de malla funcionan para cualquier tipo de señal de radio, y permiten que diferentes tipos de dispositivos se conecten entre sí como nodos en una red, cada nodo difundiendo la señal de radio un poco más lejos que el anterior.

Tal vez recuerde haber oído hablar de las redes de malla después del huracán Sandy, cuando una red de malla en Red Hook ayudó a la gente a comunicarse cuando el Internet estaba caído, o cuando los manifestantes usaron una red de malla en Hong Kong para organizarse fuera de la red.

Como-funcionan-las-redes-de-malla

Las redes de malla Wi-Fi son nuevas a nivel de usuario, pero la tecnología funciona esencialmente de la misma manera. Además, en los ultimos meses, hemos visto una explosión de kits de redes de malla fáciles de usar. Eero lideró la carga con su equipo de 350€, pero otros rápidamente hicieron lo mismo. En el transcurso de sólo un año, hemos visto kits como el Luma, Netgear Orbi y, por supuesto, Google WiFi. Todos estos prometen una cosa simple: matan las zonas muertas de Wi-Fi al cubrir todas las zonas de su hogar con señal Wi-Fi.

El kit de red de malla promedio incluye varios enrutadores, llamados nodos, que esencialmente actúan como satélites para su red Wi-Fi. Uno de estos nodos actúa como una puerta de enlace y se conecta a Internet a través de su módem. Luego, cada nodo se comunica entre sí, ampliando su cobertura inalámbrica cada vez que agrega un nuevo nodo.

En lugar de comunicarse con un único punto de acceso como una red tradicional, cada nodo de una red de malla se comunica entre sí y amplifica la señal, lo que crea un manto de fuerte cobertura Wi-Fi, como un gran diagrama de vena invisible.

Mientras que sólo un nodo está físicamente conectado al módem, cada nodo debe ser capaz de enviar datos de un lado a otro a la misma velocidad. Cuando la calidad de una conexión Wi-Fi varía en función de la distancia y la posición alrededor de un enrutador tradicional, una red de malla amplía la cobertura de modo que la distancia y la dirección no deberían importar, independientemente del lugar de la casa en el que se encuentre.

Los hogares grandes son los que más se benefician de las redes de malla

Los kits de red de malla son más útiles en casas más grandes que un solo enrutador no puede cubrir de todos modos o cuando no puede mover su enrutador a una ubicación central en su casa. La mayoría de los fabricantes que mencionamos recomiendan tener una casa de entre 300 y 1500 metros cuadrados para aprovechar al máximo su kit. También son buenos para casas construidas de paredes gruesas, con diferentes plantas o cualquier otro material de construcción que bloquee las señales Wi-Fi.

Para todos los demás, una red de malla wifi mesh es excesiva si su casa es pequeña y con pocas paredes. Incluso entonces, dependiendo de su diseño, un buen router colocado en el lugar correcto (en el centro de su casa, lejos de las paredes densas) repartirá bien la cobertura wifi. Incluso mover un router un par de metros puede ayudar. Por supuesto, no siempre se puede cambiar el cableado de la casa sólo para mover un módem, así que si el módem está situado en el sótano, una red de malla puede ayudar a empujar esa señal hasta el segundo piso.

Las redes de malla también tienen una cualidad que no tiene nada que ver con su función real: la forma y la usabilidad. Estas unidades no parecen routers tradicionales. El proceso de configuración y las herramientas de gestión son fáciles de usar.

Linsys, Tenda, Netgear, Google WiFi, y el resto requieren poco más que un teléfono inteligente y cinco minutos para configurarlo. Una vez configuradas, usted realiza toda la gestión de su red desde una aplicación, incluyendo el reinicio del enrutador, la creación de redes de invitados, y así sucesivamente. Esto es ideal tanto para los técnicos como para las personas con mas dificultad para manejar dispositivos tecnológicos, y la comodidad por sí sola vale su precio en oro para las personas menos técnicas, que sólo quieren una red de Wifi de calidad sin ningún tipo de problemas.

Los Extensores de Redes Wi-Fi Mesh son la Solución

Si el precio de los routers Mesh no lo asusta, entonces sólo tiene que elegir qué configuración de red de malla es la mejor para usted. Cabe destacar la nueva opción de Google, Google Wifi, que tiene una calidad precio muy competente, más barato de 350€ por tres unidades. Las primeras críticas de Google Wifi han sido positivas, pero tendremos que esperar y ver cómo funciona bajo pruebas rigurosas.

Dicho esto, a menos que tengas una casa grande, una casa de forma extraña, una casa en la que el router esté torpemente despejado, o una casa construida con materiales para matar tu Wi-Fi, probablemente puedas saltarte un kit de redes de malla si no te importa hacer un poco de trabajo por ti mismo. Para aquellos de nosotros que tenemos una o dos zonas muertas extrañas pero molestas, los extensores Wi-Fi Mesh son una solución mucho más barata al problema.